Resumen Histórico del Museo Militar de Menorca.

El Museo Militar de Menorca se inauguró en el año 1982 en un vetusto polvorín del siglo XVIII en San Felipe. Se fundó con la vocación de mantener vivo el recuerdo de un pasado militar tan rico como testimonian las fortificaciones que ahora custodia, mantiene y muestra el Consorcio Militar. Hace ahora veinte años se abrieron las puertas del Museo Militar con medios realmente escasos pero con el deseo vehemente de mantener vivo el recuerdo del pasado militar de la isla que a la vista de las constantes reducciones de guarnición se podía prever que pronto muchos cuarteles y posiciones artilleras iban a cerrar sus puertas y licenciar a sus dotaciones. Así fue, y a medida que las unidades militares desaparecían el Museo multiplicaba sus tareas de recogida de materiales, documentaciones, bibliotecas, y se trasladaba, del viejo polvorín de San Felipe que ocupaba desde sus primeros tiempos, al cuartel de Cala Corp en Es Castell, donde el Regimiento de Costa de Menorca había permanecido casi un siglo.

El Museo Militar dispone sus salas en dos plantas del edificio que ocupa. Se asciende a la planta superior desde la Plaza de Es Castell alcanzando un pasillo que comunica con once salas en las que se recoge la historia militar de Menorca, desde las murallas ciclópeas de Son Catlar hasta la fortaleza de la Mola, sin olvidar las dominaciones extranjeras de la isla. Comunican con el mismo pasillo central, la biblioteca, la sala de vídeo y las oficinas. En la planta diversas salas nos muestran antiguos cañones del siglo XVI al XX, así como una sala dedicada a la dirección de tiro Vickers de los cañones de 381 mm; y otros materiales ópticos para el tiro de artillería.

El Museo Militar es la Sede del Consorcio, donde se administra y gestiona su andadura. Era evidente que si queríamos mantener al menos los recintos de la Mola y San Felipe se debía crear otro organismo de superior entidad que pudiera gestionar todo este cúmulo de tareas, y dado que el Patrimonio Histórico Militar era un rico Patrimonio insular, la tarea debía ser compartida con los entes autonómicos, insulares y municipales. Y así surgió el Consorcio, con el total consenso de los órganos militares y civiles, después de haber redactado de común acuerdo los Estatutos por los que se rige el Consorcio. El Consorcio tiene dos órganos que lo rigen:

La Junta de Fundadores y La Comisión Permanente

La Junta está presidida por el Comandante Militar de las Baleares, y la Comisión Permanente por el Comandante Militar de Menorca, estando en ambos niveles representados todos los componentes del Consorcio.

La Comisión dirige las cuestiones de trámite en la forma prevista en los Estatutos, y propone a la Junta todas las decisiones no previstas en los Estatutos. El órgano ejecutor es el Museo Militar con sus funcionarios que llevan a cabo la labor diaria de mantenimiento, visitas y guarda del Patrimonio que compone el Consorcio.

El Consorcio Militar de Menorca, es una institución pionera en España para la reutilización de establecimientos militares, una vez clausurados, para mantener y mostrar el Patrimonio Arquitectónico que abarca. Sabemos que se está intentando llevar a la práctica en otras antiguas Bases Navales y Fortalezas, lo que nos colma de satisfacción al comprobar que nuestra obra es ejemplar y merece repetirse. Observaremos la trayectoria de los nuevos consorcios que surjan, para aprender nuevas soluciones a viejos problemas.