San Felipe

En la orilla sur de la bocana del puerto de Mahón, se levantó a mediados del siglo XVI, siguiendo la traza del ingeniero italiano Juan Bautista Calvi, el castillo de San Felipe. Se trataba de un castillo con cuatro baluartes unidos por cuatro cortinas, rodeados por un estrecho y profundo foso excavado en la piedra. Mas tarde se amplió en el siglo XVII, cubriendo las cortinas por revellines al otro lado del foso, y al conjunto se le rodeó de camino cubierto, estacada y glacis.

Inglaterra en 1713, a la firma del Tratado de Utrech obtuvo la soberanía de Menorca. El castillo de San Felipe estaba cuando lo conquistaron en 1708, como dejamos descrito en el párrafo anterior. Aún antes de la firma del tratado, iniciaron la ampliación del mismo, dando a su defensa la profundidad que no tenía en época española. Consistió esencialmente esta ampliación en lo siguiente: alrededor del castillo español situaron contraguardias envolviendo a los baluartes, y frente a las cortinas ampliaron los revellines, españoles. Tanto contraguardias, como revellines, tenían sus respectivos fosos que enlazaban con los originales, a distintos niveles. Este conjunto central estrellado, se rodeó aun de una guirnalda de lunetas que desde el puerto de Mahón alcanzaba la Cala de San Esteban. Junto al castillo, demasiado próximo a él creció el Arrabal, que fue empleado por las tropas francesas, en 1756, para aproximarse al castillo y tomarlo por asalto.En 1782 el castillo inglés sufrió otro asedio español, que consiguió su rendición, recuperando España la Isla, después de mas de medio siglo en manos británicas. Carlos III ordenó su demolición, ahora solo quedan ruinas, aunque desde el aire se marca la silueta de lo que fue aquel castillo.

Al artillar la Mola, años después de la demolición del castillo, se montaron dos baterías una en la punta de San Carlos y la del Príncipe hacia el interior del puerto.

Años atrás, el Ministerio de Fomento, restauró las antiguas murallas de San Felipe que limitan con el puerto de Mahón, en cinco derrumbes causados por los temporales de Levante.